Este de Inglaterra

Learn English homestay east of England

El este de Inglaterra conserva todo el encanto, la personalidad, la arquitectura y las tradiciones más auténticas del país. La antigua ciudad universitaria de Cambridge, las catedrales de Norwich y Ely, la histórica ciudad de Colchester, los pueblos de cuento y las localidades costeras forman un paisaje único que invita a empaparse de la cultura británica.

El antiguo reino de East Anglia, escenario de grandes momentos históricos y cuna de interesantes personajes de la cultura británica, es hoy en día un área principalmente rural y agrícola, con gran tradición hípica. Además de los 400 km de costa, las extensiones de agua tierra adentro, como los Norfolk Broads, y las zonas de naturaleza virgen son el lugar perfecto para la práctica de actividades al aire libre (senderismo, equitación o deportes acuáticos), disfrutando de la paz más absoluta lejos de las aglomeraciones.

Los lugares de interés para el visitante son innumerables. Gran parte de la costa ha sido declarada como zona natural protegida, con inmensas playas, dunas, puertos y malecones, e importantes localidades marítimas hacia el sur, cerca de Londres, como Southend-on-Sea o Great Yarmouth. En esta misma zona, se encuentra la histórica ciudad de Colchester. En la costa de Norfolk, pueden visitarse localidades como Cromer, Sheringham o Hunstanton, que conservan gran parte de su aspecto victoriano.

Sin duda, la ciudad universitaria de Cambridge es uno de los centros más importantes de la región por su arquitectura, sus fantásticos jardines y su oferta de actividades de ocio, como los paseos en batea por el río Cam durante el verano. La ciudad medieval de Norwich también despierta gran interés para el turista, con su antigua muralla y su fastuosa catedral, sus tiendas y sus mercados.

Uno de los grandes atractivos del este de Inglaterra es la variada arquitectura tradicional, con construcciones medievales como las de Suffolk, las características casas de pedernales de Norfolk, las cabañas pesqueras de la costa, o los tejados de paja de las zonas más rurales. En cualquier lugar de la región, es posible disfrutar de la artesanía autóctona, así como de especialidades gastronómicas como las anguilas, los berberechos, el pavo, las otras, o la cerveza y la sidra locales.

 

Comments are closed.