República Irlandesa

learn English homestay, Republic of Ireland

Existe una pequeña parte del mundo en la que la belleza del día a día es lo único realmente importante. Ese lugar es Irlanda, con sus paisajes naturales, su fascinante tradición celta, sus pintorescos pueblos y ciudades, y sus extraordinarias gentes, conocidas por la importancia que conceden a los amigos, a la familia y a la diversión. Los irlandeses tienen “el don de la palabra”.

Dublín y Cork son las dos ciudades más importantes de Irlanda. Dublín, la capital, está situada en la bahía del Mar de Irlanda. La elegancia de su arquitectura georgiana, la devoción por la historia y la tradición, y sus excelentes restaurantes, bares y centros de ocio cubren cada rincón de la ciudad. Conocida como la Venecia de Irlanda, Cork está situada en una isla sobre el río Lee. La ciudad rebosa una vida, una belleza y una cultura difíciles de encontrar en otras partes del mundo. Limerick, Galway y Waterford también merecen una visita.

La belleza natural de Irlanda sorprende de forma constante al visitante. La costa oeste, con sus impresionantes acantilados y sus playas vírgenes, es tan significativa como la exuberancia de los paisajes del interior. En el noroeste se encuentra el condado de Sligo, formado por majestuosas montañas, lagos inmaculados, cascadas y bosques frondosos. En contraste con los paisajes del noroeste, las tierras bajas del interior están cubiertas de ríos y pantanos. Pero, en cualquier lugar del país, el paisaje mantiene siempre una relación simbiótica con las encantadoras localidades costeras, las bellas casas de campo con sus jardines, los castillos medievales y monasterios, las catedrales góticas y el gran número de monumentos prehistóricos.

Dada la riqueza del paisaje natural, no es de extrañar que Irlanda ofrezca todo tipo de posibilidades para la práctica de actividades al aire libre, desde el senderismo a la pesca, pasando por el golf, el surf o los descensos en kayak.

La tradición celta del país resulta palpable en la música, el arte y la literatura, tanto popular como tradicional. Irlanda es la cuna de artistas tan conocidos como Pogues, Boyzone, Westlife, the Corrs o U2, premios Nobel de la literatura, como W. B. Yeats, George Bernard Shaw, Samuel Becket o Seamus Heaney, y escritores de la calidad de James Joyce y Oscar Wilde.

Pero, a pesar de todos los tesoros que esconde, Irlanda es famosa, sobre todo, por sus especialidades gastronómicas, como el guiso irlandés, los pasteles de patata (colcannon o champ) o el pan de soda, y pescados como el salmón, el bacalao, las gambas o las ostras, sin olvidarnos de brindar con un vaso de stout, whisky irlandés o la famosa cerveza irlandesa Guinness.

Comments are closed.