Escocia

Learn English homestay Scotland

Escocia es la nación más al norte de las cuatro que constituyen el Reino Unido. Los impresionantes paisajes, la elegancia de sus ciudades históricas y su característica cultura hacen de la región uno de los lugares más atractivos para el visitante.

Unido por las tradiciones y gastronomía comunes, como los bailes, juegos y trajes escoceses, o el pescado ahumado y el whisky típico escocés, el país se divide en dos regiones principales: las llanuras septentrionales, o Highlands, y las llanuras meridionales, o Lowlands, ambas cubiertas por ríos, lagos, islas adyacentes y castillos románticos.

Las Lowlands, al sur, son un conjunto exuberante de colinas verdes y amplios valles, salpicado de numerosos lagos, como el lago Ness, famoso por el monstruo que, según la leyenda, habita en sus aguas, y que se ha convertido en una de las atracciones favoritas del Reino Unido. Las ciudades más importantes de Escocia se encuentran también en la parte sur del país. La capital, Edimburgo, está considerada como una de las ciudades más bellas de Europa y, después de Londres, es la segunda ciudad más rica del Reino Unido. La ciudad está formada por el casco antiguo y el casco moderno (Old Town y New Town, respectivamente), nombrados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. El impresionante castillo de Edimburgo, las galerías de arte, los restaurantes, las tiendas de conocidos diseñadores y los doce festivales anuales atraen miles de turistas. Glasgow, por su parte, es la ciudad más grande de Escocia y constituye otro de los centros turísticos del país, gracias a los impresionantes edificios de estilo gótico y victoriano, museos como la Burrell Collection y una actividad cultural constante.

Las Tierras Altas, o Highlands, son la parte más montañosa del país, con algunos de los picos más altos del Reino Unido, como el Ben Nevis, e impresionantes paisajes costeros, formados por playas vírgenes y aguas de color turquesa, refugio ideal para delfines, ballenas, ciervos, águilas, nutrias y muchas otras especies. Aunque la tasa de población es baja en esta región y con una gran influencia celta, el entorno ofrece todo tipo de posibilidades para la práctica de deportes al aire libre, incluido el esquí, con la única estación de todo el Reino Unido. La región suele asociarse a la familia real británica, que suele disfrutar de sus vacaciones en el Castillo de Balmoral. Inverness, capital de la región o la “ciudad de granito”, Aberdeen, también cuentan con un gran atractivo para el turista.

 

Comments are closed.